"Al llegar aquí, hace unos meses, afirmaba estar muerta. Desde que alguien se llevó mi equipaje donde tenía guardado un secreto y un cadáver..."

21 agosto, 2011

And just like that


No se me olvida. Aunque tampoco es reconocer la textura del asfalto, ni volver a arañarse la yema de los dedos allí. Es más como un acorde de Abel Korzeniowski y no llevar nada en los bolsillos, ni una sola palabra que podamos recordar, ningún tipo de apetito a cualquier cosa muerta. Que ya ni el sueño venga, nos lleve a cualquier parte, cerca de algo -nada concreto-, tal vez cerca de todo aquello que no haremos jamás, lo que se queda absurdamente sobre las teclas de un teléfono, en las ruedas de los coches, en una caja de zapatos, en cualquier parte. Lejos. Nada nos intoxica, ni nos altera, creo que se parece mucho a la vejez, esa sensación de descuidarnos tanto de las cosas, que al final las cosas se van alejando de nosotros y todo es sentarse en el quicio de una puerta. Esperar, como una hoja que cae –definitivamente cae- al suelo. Y espera, no se sabe qué.

ººº

Has vuelto a fumar, justo cuando yo quiero llenarte la boca de humo. Creo que te lo dije ayer: Yo quiero llenarte la boca de humo. El humo es impronunciable, como esa canción es impronunciable al apagarse todas las luces, subir las sábanas hasta la frente, llorar debajo sin que sea suficiente, nada nunca es suficiente debajo de las sábanas, ¿no crees? Son costumbres de una casa: Las puertas cerradas, las ventanas abiertas. No tener nada en la nevera, ni estás tú que te hubiera cortado a pedazos con las tijeras, como acostumbran las buenas peluqueras, que hacen caso omiso a la frase “Córtame sólo las puntas del pelo”. Meterte en el congelador, luego descongelarte trozo a trozo en el microondas. Cosas cotidianas como esas. Buscarte dentro de la casa, en la calle es inútil compararte con la gente –lamento todos esos poemas y canciones que siempre dicen “Te busco entre la gente”-, es más fácil que estés en el silencio de las cosas, me basta con escuchar, atentamente, el ruido de la noche; esa pequeña orquesta que se forma, cuando tiemblan todas las sombras .

ººº

Todo termina así; tan calladamente. Las miradas que no existen, los pañuelos diciendo adiós sobre las narices. Ni fue verdad ni fue mentira, sólo un truco de magia en el que creímos. A la chica le cortaron la cabeza y fue verdad, pero sigue viva. Hay un cuerpo decapitado que camina y regresa a ti como un perro que no se olvida del camino. Pero no hay nada ya, no hay casa ya a la que volver, sólo un hueco donde ha sido demolida. Un abismo de escombro y ruina que el perro olisquea y gime, y mira de un lado a otro buscando una respuesta, porque todas las respuestas están a un lado u otro de los hombros, ¿te has dado cuenta? Pero el cuerpo no tiene cabeza que girar, la cabeza no tiene hombros para preguntar, ni el perro lo es, porque no sabe cómo alimentarse en la calle y siempre regresa a casa buscando, sobre el cuenco, el truco de magia.



8 comentarios:

sandocan en bicicleta dijo...

creo que no hay nada peor, que quedarse con el telefono en la mano, inmovil. y las teclas sin pulsar.
por el resto de los dias.

como alguien dijo alguna vez, es tiempo es un efecto fugaz.

un saludo desde la lejania.

anuar bolaños dijo...

No se ha acabado el camino,
la muerte no ha arribado.
Quedan visos naranja en el cielo,
atardeceres junto al vino.
El río no se extingue,
aún hay estrellas por señalar,
manos prestas al trabajo.
Las flores saldrán a absorber el rocío.
No se han humedecido ya todos los tizones.


Anuar Iván.

Rochitas dijo...

MIRE ESTO: http://www.youtube.com/watch?NR=1&v=Tz4tw-sJuAA

Rochitas dijo...

Y DESPUES ESTO: http://www.youtube.com/watch?v=OabzL0dCfnE&feature=player_embedded

Rossina dijo...

Ni fue verdad ni fue mentira, sólo un truco de magia en el que creímos.

Algo así como haber tenido la valentía de encontrar un pretexto...

Escribir es seducir dijo...

Que ya ni el sueño venga, nos lleve a cualquier parte, cerca de algo -nada concreto-, tal vez cerca de todo aquello que no haremos jamás

TRES HISTORIAS.
DISTINTAS
IGUALES
CONTINUACIÓN
ME QUEDÉ PRENDIDA A LAS LETRAS QUE CITÉ ARRIBA

SALUDOS

PSYCOMORO dijo...

Siempre resulta un placer volver a la rutina, si eso también significa tener de vuelta a tus palabras. Embriagador recorrido por los rincones desconocidos de nuestras decisiones.

♦PªU♦ dijo...

Paciente, como siempre increíble!!!! siempre quedo con cosas en mi cabeza dando vueltas...
Y por cierto, ajajajajajaj no puedo creer que sea algo mundial el "Solo las puntas" y que no te hagan caso!!! ajajajaaj me dio mucha gracia, pensé que era sólo acá que te ignoraban el comentario.

Besos!!!