"Al llegar aquí, hace unos meses, afirmaba estar muerta. Desde que alguien se llevó mi equipaje donde tenía guardado un secreto y un cadáver..."

03 octubre, 2010

Ya no llueve en Malasaña [II]

No puedes saber cuál es la forma del frío. Ni atisbar su anatomía. No hay manos que nos moldeen la vista. Ni ojos que levanten las manos para darnos abrigo. El frío duele porque es blanco y eso blanco es el silencio que acaso valga la pena pintarlo, lentamente, a trazos de labios. Pero yo no le doy forma al frío, es el frío quien me forma a estalactitas del tiempo. Es cierto, sé de ti lo innecesario y una playa. Que a veces las gaviotas se ahogan en el mar que construiste en Atocha, el porche de la casa, los girasoles creciendo bajo los pies donde nos sentamos. Aunque no sean necesarios motivos para los abrazos, me quedo con todo lo innecesario. Ser la mentira que no te importa. Ser la metáfora, la forma que quieras darme, como te apetezca llamarme o conjugarme, todo ese frío que sientes, ese que soy cuando no te abrazo. O cuando dices que no lo hago, sin saber si lo hago. Dime de que nos sirven los abrazos, si no existe el frío dime de qué. Será que quizás precise el vacío como única forma de abrigo.




We Will Never Forget-Zbigniew Preisner

17 comentarios:

Jesús Garrido dijo...

El frío me sirve para dar rienda suelta a mis actos más primarios.

antonio dijo...

Frío,
que cosa verdad?
Saludos

Bletisa dijo...

Eres espectacular escribiendo.
Muchos más adjetivos eres escribiendo pero sobre todo espectacular.
Me dejas con la boca abierta siempre y quiero que lo sepas aunque no te importe demasiado.
Cualquier lector tan anónimo como yo de tus cosas se sentirá tan bien como yo.

Anónimo dijo...

Ja,ja,ja....pobre..

(Una más para la cole, Carz?)

Patético.

Alamut dijo...

El frío y el vacío, la compañía de la soledad...
Besos

Camy dijo...

Siempre existe más de lo que creo entender e incluso más de lo que tu pretendes que se te entienda.Más que en un mar construido en Atocha te encuentro en un laberinto inmenso y a veces, estoy segura de que encuentras la puerta de salida, pero disimulas
Un beso

Melissa Volio dijo...

Me dejaste conmovida... conmocionada... un abrazo

PSYCOMORO dijo...

Hace demasiado tiempo que me descuelgo en silencio por este rincón de palabras cercanas. Ya era hora de que sepas que tu lluvia se oye en un lugar más.

Miguel Baquero dijo...

Tienes una poesía distinta, pero es poesía, desde luego, y con una potencia feroz. Escribes como a zarpazos. Como dice Bletisa, es una escritura espectacular, en el mejor sentido.

CHAPEAU dijo...

Lo malo es cuando logras abrazar a esa persona... y se pone un abrigo.

Me encanta, un Saludo!

Rochitas dijo...

DIFICULTO HABER DESENTRAÑADO LO QUE QUISO DECIR, PERO CUANTO AME SU ESCRITO. ATIPICO, PERFECTO.

La paciente nº 24 dijo...

Anónima/o:

1º.- No se debe hablar cuando no se sabe de lo que se habla. Humilde opinión.
2º.- Las preguntas se deben hacer a quien corresponda, en el blog que corresponde.
3º.- Las colecciones en el quisco.
4º.- Pobre sí, como las ratas.
5º.- No sé qué poner en el punto quinto.

- Y entonces, ¿por qué pones el punto quinto? [Pepito Grillo]
- Pues no sé [Yo]
- Ah, bueno [No sé quien ha dicho “Ah, bueno”]

1600 Producciones dijo...

Lujo.
Leerte es mirar la montaña nevada...

Saludo y beso

Chef El Chine dijo...

Te calaste bajo la lluvia para no empaparte.

Te crucificaste bajo el sol de agosto para no insolarte.

Te colmaste de frío para no helarte.

¿Cómo no te cubriste de abrazos para no enamorarte?.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Aunque sea para quitar el frío, sentir la piel del otro, siempre ayuda...

Saludos y un abrazo.

♦PªU♦ dijo...

Si no existe el frío para que sirve un abrazo?? jmm, como extensiones de los besos? (que rico) ojalá no existiera el frío.

Muchos besos!!

Bletisa dijo...

Echo de menos tus cosas.