"Al llegar aquí, hace unos meses, afirmaba estar muerta. Desde que alguien se llevó mi equipaje donde tenía guardado un secreto y un cadáver..."

23 agosto, 2010

Estructuras de ficción



“La verdad tiene estructura de ficción” Jacques Lacan

Podríamos construir una casa en la profundidad del Océano. Días azul oscuro, noches que se dilatan en el adjetivo perpetuo, el frío que no quema pero arde en los ojos como las rayas del Nautilus, y la luna; alargándose ondulante hasta perder la luz en ese cielo. No llovería jamás o estaría siempre lloviendo, aunque los cimientos de agua darían la solidez suficiente, la consistencia acertada para una casa sin peso o con el solo peso de la humedad; de los muebles húmedos, de paredes mojadas, de los colores mojados, de nuestras propias escamas que crecerán con el tiempo cuando el mar nos acepte, si es que puede soportar ese peso.

No podrás hablar jamás. No podrás decir “Ya no puedo seguir así contigo”, ni habrá tinta indeleble para escribirme preguntas, tampoco te escribiré las respuestas. No habrá más remedio que el agua, las botellas de oxígeno y el pequeño oleaje que existe dentro de un vaso vacío.

Permanecer en medio del mar, sin nubes ni pájaros ni árboles que vayan cayendo, sin el ruido grande de la guerra, las mordidas de quienes se comen unos a otros por el deseo. Aquí será sumergirse en ese universo mudo al que le rozan los sonidos en la superficie, al que le acaricia la vida de afuera, sin apenas notar que es él quien alimenta esa vida y quien puede acabar con ella.

Intensamente azules, por debajo de cualquier referencia. Con un tiempo que no cambia pero pasa con silencio de útero. Podríamos construir una casa en la profundidad del Océano. Porque esa casa sería como regresar a los brazos de una madre, a tus propios brazos que están a punto de romperse. Yo me siento romper en los abrazos, soy allí de pedacitos, pero es sólo como el agua se rompe con los dedos, y la casa, ese abrigo pesado por el agua nos servirá para eso, para que nuestros cuerpos dejen de flotar al llegar a su techo, respirar profundamente, quedarnos sin oxígeno, llenarnos del Océano.





Silent Flight, Sleeping Dawn - MONO

28 comentarios:

DonLimpio dijo...

La única diferencia entre el mar y la tierra, es que en el mar nadie intentará internarte en la octava planta. Bueno, tampoco tendrás que fingir asfixia con cajas de cartón en ciertos momentos del día O_O

"Don't waste your time, or time will waste you" (Muse)

bixitoluminoso dijo...

la frase de Lacan me gusto...

y tus sentimientos entre el oceano y la tierra suenan a latentes olas rompiendo...

Alejo dijo...

Que imaginación: impresionante. Regreso al pasillo y recetás mi lectura con esto. En la cuerda de lo espléndido me movía sin decidirme nunca que palabras escoger para escribir acá...esos universos mudos, son los que ayudan a rozar la elegancia de ver un pedazo de la visión de una paciente que raya en la locura de la perfección.

Un abrazo enorme, que si bien no repone los ausentes, al menos sirve para llenar los presentes.

Alejo

Anónimo dijo...

Impresionante y la foto me encanta, este sábado la liamos!! ya sabes lo que dicen nuestras coleguis ¨vete...¨ jajaja...

Argonauta dijo...

Querida Paciente nº 24, bajo el océano encontraremos todo lo que añoramos en la superficie.

Y viceversa.

Encantado una vez más de transitar por tus demencias.

Rochitas dijo...

INADJETIVABLE ESCRITO.


PACIENTITA, ud ya lo es. Ese cuarto propio ya lo tiene. Es más, tiene todo un pabellón ;)

Beats dijo...

precioso.Necesitaba volver por aquí.
Con un psicoteraputa lacaniano enloquecí. Malditos sueños...
No crees que son un poco psicóticos( me refiero a los que adulan a la escuela lacaniana???)
tal vez sea un mito.
De todas formas me gusta la frase
muxos besos

Miguel Baquero dijo...

Impresionante poesía, brutal y tierna a la vez. Sin una sola imagen gastada. Diferente. Única

Eurice dijo...

Tu prodiga imaginación hace sucumbir ante tus textos al lector que se interesa por el cadaver que llevas dentro de tu maleta...
Abrazos

Bellaluna dijo...

Lo cierto es que la verdad, si no nos esforzamos por desvelarla, nos la construyen de mentira e historias...

Y ese océano, mar azul, la levedad bajo el agua, desnuda y toda acariciándome alrededor de los muslos y los pechos. El Sur tiene cimientos de la verdad.

Beso!

L.

BUENAS NOTICIAS dijo...

Y... de pronto.... ser azules...

Echaba de menos leerte, querida paciente. Qué bueno perderme entre tus palabras. Te mando un abrazo fuerte.

Rochitas dijo...

le cuento que pasará a estar albergado por piscis que es además el signo al que rige. Vuelva y digame datos completos!

♦PªU♦ dijo...

Sushi todos los días, jmmm creo que podría ser tu vecina, avisame si construís así te hago la segunda!!!....

Me encantó, como siempre, pude hasta sentir el agua y el poco oxígeno mientras te leía!!

Un beso!!!

Alamut dijo...

Precioso .....
Mil gracias ....
Seguiré volviendo ....
A refugiarme en tus palabras y volar en el fondo del océano

Rossina Salcedo dijo...

sabe que para Borges la mayor ficcion era la figura cristiana? a la que si dejamos de pensar desaparecería...
creo EIN TRAUM donde habló de Kafka.
Ein Traum
Lo sabían los tres.
Ella era la compañera de Kafka.
Kafka la había soñado.
Lo sabían los tres.
El era el amigo de Kafka.
Kafka lo había soñado.
Lo sabían los tres.
La mujer le dijo al amigo:
Quiero que esta noche me quieras.
Lo sabían los tres.
El hombre le contestó: Si pecamos,
Kafka dejará de soñarnos.
Uno lo supo.
No había nadie más en la tierra.
Kafka dijo:
Ahora que se fueron los dos he quedado solo.
Dejaré de soñarme.

Mondragón de Malatesta dijo...

¡Lacan!, LACAN, otro dios, que quiso ser hombre para saber follar. Hace mucho que no pasaba por aquí, le digo que volveré pronto. Un beso.

Otra vez a viajar al olvido... dijo...

Hermoso! yo tendré el número 26...

La paciente nº 24 dijo...

Amigaaaaaaaaaaaaa:

Y nos salieron yagas en los pies de “caminar descalzas”. La foto fue gracias a tu inestimable ayuda, la de tu cronometro y linterna “pofesioná”


Beats:

Cómo no volverse psicóticos con quienes siguen a Lacan! Son capaces de decir que la realidad es ficción y la ficción realidad, los muy neuróticos…Pienso lo mismo de los freudianos, pero claro, sus frases son indudablemente geniales…

[No puedo escribirte allí y el otro me pedía registrarme o así…me alegra verte por aquí, te leo.]

Rossina Salcedo dijo...

ME MATO SU COMMENT LACANIANO.
A FREUD NO LO RESPETO DESDE QUE DESCUBRI EL TRATADO DE LOS SUEÑOS DE ARTEMIDORO.
ME ALEGRA SABER QUE NAVEGO EN AGUAS ONETTIANAS. SEGUN LACAN SANTA MARIA EXISTE...

Robërtier dijo...

Querida paciente.
Endulzo mi taza con sales de tus palabras.
Volar es gratis, eso hago cuando te leo.

Abrazos,

Bellaluna dijo...

Ya paseo otra vez el corredor pensando qué puerta es... qué bueno regresar y volver a ver!

Beso,

L.

Noesperesnada dijo...

Todo un sentimiento fetal...

Anónimo dijo...

Llevo rato intentando tirar de todas partes, a ver si deshago ese borromi de tu cabeza; pero, por suerte no conozco el alcance de las metáforas en tu ficción.

(Cambia el nombre, cambia la foto, pero sigo siendo un detergente calvo que te lee y no te comprende, cosa que corrobora tu locura jaja)

p.d: cuando vuelva a crear un blog, ya te avisaré. Me he aburrido de vivir enlatado en un detergente... lo mejor, empezar de cero. Sigue escribiendo e impresionando!

La paciente nº 24 dijo...

Anónimo [pero no tanto]:

Siempre pensé que el nombre no te iba, ni la foto, ni lo imberbe que se veía tu cabeza, y sobre todo eso del detergente, que lo hacía todo muy químico, luego al abrir la botella salía el genio y una podía olvidarse de los anuncios donde salías fregando suelos, cocinas, baños, me quedaba con el regusto a limpio que dejabas en mi pasillo. Ojalá verte de nuevo, avisa, claro. Te espero.

[Gracias por corroborar mi locura, tengo cierto miedo a la cordura, verás…]

manu dijo...

Creo que tanto silencio me atacaría por el lado de Jack Nicholson en El Resplandor, pero suponiendo lo contrario, llenarme de océano pareciera tener más encanto que el oxígeno.

Un saludo saludador.

CHAPEAU dijo...

Ya tengo nueva identidad y nueva casa. Se hace extraño al mirarse al espejo y saber que nada cambia, pero es fascinante lo que un solo enfoque puede distorsionar.

Att. Anónimo [pero no tanto]

Camy dijo...

Ignoro si el contenido de mi comentario ( hecho hace varios días) ha ido a la papelera por voluntad propia, del insípido comentario, o fue obra acertada de otras manos.

Sea cual fuere la circunstancia, hoy, insisto, pero ya tan sólo, para mandarte un beso.

7 dijo...

el mar y la tierra
dos densidades distintas

que yo siento iguales,

casi como una frontera entre la vigilia y el sueño...

allí llamaremos
a los vivos y los muertos
por eso de los límites imaginiarios...

hay otros mundos...

y estan en este


que cercano por la parte de destino que me toca
el azul...

y la profundidad del agua...

el Nautilus en el que literalmente
me sumergí hasta el fondo...

pudo y fue un submarino...

y no estaba soñando...

un abrazo