"Al llegar aquí, hace unos meses, afirmaba estar muerta. Desde que alguien se llevó mi equipaje donde tenía guardado un secreto y un cadáver..."

17 abril, 2010

Metástasis

Hace tiempo que las palabras no son un fragmento del vómito. Hace tiempo me olvidé del rostro de la náusea, en la parada del metro, en los vagones del dolor o en la palabra dolor. Me equivoqué en el olvido, me equivoqué de otros cuerpos y manos, en todas aquellas estaciones donde las frases eran insostenibles como la levedad del tiempo. Así que no hables de la puta vida como lo haría un profeta, porque no tienes ni idea. Tú no sabes de la levedad del tiempo, de ese tiempo donde el cuerpo se desdobla como si llegara la muerte, como si –de verdad- debajo de la piel estuviera instalada la muerte necrosando las venas, en metástasis de todas la células penetrando por cada vaso sanguíneo. Tú no sabes cómo desear prolongar una enfermedad, cómo conjugar el verbo morir si esa es la manera última de sentir algo. Coser el dolor para que no salga de dentro. Ni de los gritos que rasgan la garganta en sonidos comunes, desde debajo del vientre, donde el amor asesta todas sus mortales cuchilladas y te desangra el espacio “nuestro”, poco a poco, pero para siempre.

34 comentarios:

♦PªU♦ dijo...

Como duele el dolor!!... Me encantó eso de coserlo para que no se salga, porque de verdad se siente donde quiere salir a respirar por cada poro, a respirar para fortalecerse y entrar al cuerpo con más fuerza.
Me gustó un montón la descripción, creo el dolor a todos nos ha hecho metástasis.
Besos!!!

César Vargas dijo...

Oí en una película que lo importante no era exactamente vivir, sino cómo se vive.

En el mundo de los vivos, cuando llega la metástasis y todo ese bombardeo de napalm en las células se convierte en el corazón de las tinieblas, no sé exactamente qué queda, supongo que una nueva huída para los que siempre huyeron, y un buen chiste para los que entendieron que el dolor también forma parte de todo.

Digo yo... xxD

Me gusta bastante este texto, por cierto.

Miguel Baquero dijo...

Estremecedor. Es muy difícil describir el dolor, pero tus palabras de verdad llegan a doler

DonLimpio dijo...

El dolor es un cáncer... cuando el dolor ha cancerizado todo nuestro ser, ya no sentimos amor ni por nosotros mismos.

Cuando esto sucede, cuando ya es demasiado tarde; los médicos conscientes de no poder hacer nada, nos dejan libres para que la muerte nos encuentre con una ignorante sonrisa. Algunos se han curado... con el do(a)l(m)or nunca se sabe :)

Camy dijo...

La insoportable levedad del ser...En una vida pueril, sin razonamientos profundos, sin interrogantes hacia lo desconocido, aceptan morir cuando mueren y al dolor no tratan de zurcirlo, rompen su garganta y gritan a borbotones; de la otra manera, seguro que es mejor la muerte que el notar y ver cada día como se expande el mal: la metástasis.
Un beso

J. J. García Rodríguez dijo...

...una vez más, salta al campo desde uno de los laterales del terreno de juego el quiromasajista/ comentarista sin una tuerca en la chaveta, ¡botiquín en mano en esta ocasión, pensando en aliviar los dolores propios de somatizar lo que uno escribe...! ¡Loco! No hay jugador ni guardia de seguridad que lo detenga a la carrera en su ánimo de recuperar a la nº 24 hasta que el partido llegue a su fin; sobre todo de cara al decisivo encuentro de la próxima jornada. ¡Pero quién ha llamado a ese loco! ¿Dónde está la policía? Alguien debería hacer algo...

.......

Ufff... Bueno: qué pena, ¿no?

flash back tour dijo...

Acá hay olor a muerte compartida. Salud pasciente.

Alejo dijo...

fuerza es lo que no le falta a esa metástasis, la potencia visceral que se articula en los momentos de las últimas cosas, de los últimos intentos, del inicio de la vuelta del círculo vicioso, que nunca aprende, nunca aprende.
Beso de corcho querida paciente.

manu dijo...

Que hablen de algo nuestro sin la perspectiva necesaria, sobre todo de algo dentro, diseminado, aterrador y directo…es casi tan doloroso como el dolor mismo.

Entransicion dijo...

Si,cuando ves la vida como una jaula estrecha y empiezas a ahogarte y no hay dios que te saque de ahí.

Si,es tan jodido...

Beats dijo...

tus palabras duelen Paciente...
sólo besos ...

Robërtier dijo...

Te invito a tomar un trago de anestésico. De esos que resbalan dulcemente y nos dejan dormidos.
Para soñar que estamos despiertos. Qué contradictorio estoy...


Salud!

Atis dijo...

Esta metástasis duele... Esa impotencia contenida que se enrolla como un nudo que cada vez ocupa más y más sitio...
Pero cómo me gusta que me hagan volver a sentir cosas tus palabras!!
Muchos besos!!

1600 Producciones dijo...

Desangrado poco a poco, pero para siempre, por esas cuchilladas que son tus palabras.

Saludo y beso.

"traten de estar bien", si pueden.

Anónimo dijo...

uff eso ha dolido...yo x más que lo intento no me quito el joio nubarrón, necesitamos un plan, se me ocurre irnos de borraxera el sábado y el domingo tempranito nos vamos a consultarle a la xixa, no se si nos ayudara pero nos ibamos a reir un rato, saludos super colegui.

Feroz dijo...

coser el dolor para que no salga de dentro.
Dificil. mucho.
Un recuerdo.

7 dijo...

No hay mal que dure cien años, ni cuerpo que lo resista...

y aún así, merece la pena


y si no pensase asi, jodido iba...


la ilusión y la esperanza es gasolina pa´l espiritu...


un abraxo paciente nº



algún día me gustaría leerte fuera del pasillo

Entransicion dijo...

¿Hay habitaciones libres Paciente?

Estoy fatal.¿Tu no seras psicologa no?

:-( besos

Dafne Isern dijo...

Yo las palabras las suelo regurgitar en silencio, dentro de mi cabeza, para que el hecho de no decirlo en voz alta haga que me resulten más suaves.

Me ha gustado el principio :) Un beso.

Pez Susurro dijo...

es una puñalada en las costillas

necesito tiempo para recuperarme...

atroz.


un beso. Paciente...

BUENAS NOTICIAS dijo...

Madre mía.... querida paciente, tus palabras sangran...
Te mando un abrazo gigante. Esperando que estés bien. No, genial...

Caja de Cartón dijo...

Creo que el dolor no es algo que se olvide con facilidad, quizá nos acostumbramos a él y lo aceptamos como propio, pero siempre tiene un rostro, una imagen que lo acompaña...

Me gusta cómo describes con un aire tan poético.

Zazish dijo...

Me gusta mucho, he estado cotilleando un par de entradas y estoy un poco alucinada.

Te sigo.

princesa inca dijo...

uauuuuuuu
genial

mil reverencias

flash back tour dijo...

no puedo dejar nunca de olvidarme que se escribió este poema; no es por principios, es por que ondula en la perfección de la palabra. Te lo quise compartir. "Sí, mi amiga" de Juan L. Ortiz)




SÍ, MI AMIGA...

Sí, mi amiga, estamos bien, pero tiemblo
a pesar de esas llamas dulces contra Junio...

Estamos bien... sí...
Miro una danzarina en su martirio, es cierto,
con los locos brazos, ay, negando la ceniza
y el crepúsculo íntimo...

Estamos bien... Cummings que se va, muy pálido,
al país que nunca ha recorrido,
mientras Debussy enciende el suyo, submarino...

Estamos bien... Pero tiemblo, mi amiga, de la lluvia
que trae más agudamente aún la noche
para las preguntas que se han tendido como ramas
a lo largo de la pesadilla de la luz,
con la vara que sabes y la arpillera que sabes,
en las puertas mismas, quizás, de la poesía y de la música...

Estamos bien, sí mi amiga, pero tiemblo de un crimen...

Cuándo, cuándo, mi amiga, junto a las mismas bailarinas del fuego,
cuándo, cuándo, el amor no tendrá frío?

Lucía dijo...

Es un texto desgarrador.
En una competición sobre quién ha sufrido más, todo el mundo quiere perder.

Besos

Diario de un PEaton dijo...

Muy buen texto, tienes sus dimes y diretes.

Entransicion dijo...

me olvide de escribir bien hace años,cuando descubri que mas alla de las palabras habia aun mas dolor.

Rochitas dijo...

Esto es tan genial, tan sartre, tan kafkiano.
metastasis del alma era según el su tuberculosis...
Amiga!!! la EPSTRANIABA. Mañana me pongo al día con su blox de P a PA como corresponde.
¿Como va con Ulises?

Rochitas dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Carz dijo...

Si no son fragmentos del vómito ¿qué son -o acaso fueron- entonces, las palabras?

Ya sé que Alberti dijo que "las palabras entonces no sirven, son palabras"... pero él nunca vio volar ojos-gaviota al sur de Atocha.

¿Son, acaso, una sien en una herida?
¿un cuento escrito en Teno Alto?
¿la sin razón de todos los principios que causan abismos en despedida?
¿la desbandada de venas y barrancos?
¿la deconstrucción paciente de los pétalos?
¿la vida labrada en las marismas?
¿el repliegue de los huesos?
¿la jodida araña que desangra?
¿un mordisco-corazón?
¿una pistola a San Pablo?
¿un dolor que sabe a naftalina?
¿la puta vida que no ignoras?
¿id muriendo que es gerundio?
¿ese siempre que se acaba?

Bellaluna dijo...

Todas tus palabras las he arrastrado mil veces por dentro hasta que la terapia de mis sentimientos cicatrizó mi dolor desterrándolo para siempre de la habitación del pasillo del hospital de la ciudad donde el alma se recuperaba de las células que se comían la alegría de vivir. era hipocondríaca del alma. En París mis células son alegría. Laura y su ceguera quedaron atrás. Claro, a veces la recuerdo, como ayer entre el humo.

beso!

Entransicion dijo...

tengo ganas de leerte.espero que escribas pronto.besos

V dijo...

Todo eso me hace pensar que yo misma sé bien poco acerca del dolor y que, a menudo, es útil experimentarlo para saber lo que verdaderamente significa la vida.

Pero... ¿quién quiere que llegue el dolor a su vida?

Te deseo todo lo contrario...

V