"Al llegar aquí, hace unos meses, afirmaba estar muerta. Desde que alguien se llevó mi equipaje donde tenía guardado un secreto y un cadáver..."

08 marzo, 2009

Ella dijo: Dame tu sucio amor…dame tu amor perro. Y yo le ladré en la boca, le mordí el cuello, le contagié la rabia, le ensucié los besos.

5 comentarios:

arena dijo...

Esto es pasión y lo demás tontería....gracias por tus palabras y por el video, adoro a esa mujer y sus fados ,van directos a las entrañas, intentaré colgarlo en mi próximo escrito en agradecimiento a ti...un beso mi querida niña.

Complicidad del Roce dijo...

Yo también escuché
decir a la Malú;
pero cuando ronroneaba
sobre los tejados.

Ahí buscaba
gatos muertos
del ochenta y dos;
aquéllos de ojos amarillos
rasgados por la premura
de una tela seudo marchita.

Felipe dijo...

y vagabundeé alrededor de su cuerpo...

Carz dijo...

Ella tenía una enfermedad metabólica que le hacía sangrar las encías. Cuando la besaba hacía también de vampiro pues me bebía su sangre.

Sus besos no eran sucios, sólo venenosos. Su sangre me envenenó y nunca he buscado el antídoto, sólo otros venenos.

J. J. García Rodríguez dijo...

Resaca. Duplicado del eco del ladrido por la rabia triplicada al cuadrado del efecto.

Mente calenturienta.
Me quedo con el flash.
Bonita foto, escribes.